Ir al contenido principal

EL 15M PONE AL DESCUBIERTO EL LADO MÁS OSCURO DEL CAPITALISMO.


El 15M pone al descubierto el lado 

más oscuro del capitalismo. 

Juan Santiso
Las posibilidades de un cambio real al que aspiraban los indignados activistas del 15-M, lo que viene ocurriendo desde el 15-M de 2011 hasta hoy, uno de los hechos más relevantes es que obligó a ejercer un esfuerzo permanente al establishment, a dedicarle mucho tiempo, para aparentar una disposición al cambio, sin mover en el fondo un solo mimbre que ponga en riesgo los intereses prioritarios del poder económico, financiero, mediático y político ostentados desde hace décadas por un grupo "limitado" de nombres y apellidos.
Oh, cielos, ¿pero cuándo volverá a rebelarse Espartaco?
Lo cierto a día de hoy la situación de este mundo es tan anómala, hay tal déficit democrático en cualquier ámbito de la vida cotidiana, que me pregunto cual será el final de toda esta basura. Los mimbres del sistema, que temblaron ante los movimientos indignados no sólo han sufrido sus consecuencias sino que se ven amenazados de tal manera que, para su defensa, no se les ocurre otra cosa que la  de plantear respuestas regresivas en lugar de transformadoras. Están adoptando la postura de atrincheramiento ultradefensiva que deja translucir todas sus miserias, carecen de las respuestas necesarias para la sociedad del SIGLO XXI, y nos están haciendo retroceder a tiempos pasados. Están descubriendo sus debilidades y haciendo ostentación de su ambición desmesurada fruto de su bajeza moral y dictatorial

El lenguaje del 15M, su significado Le llaman Democracia y no lo es”, está dando sus frutos ahora que el 15M está “dormido” y muestra crudamente, el lado más oscuro y oculto del capitalismo. Su incapacidad intelectual para responder a las exigencias surgidas del 15M que produjo el mayor contagio en el mundo, que se recuerde, de ideas y frases entre "gentes que usan la razón, mayores, trabajadores, profesores y juventud, con gran presencia de las mujeres reivindicando sus derechos”.
El #Fascismo 
#NaziFranquista, del capitalismo les está obligando a exponer la única alternativa que tienen, la que sólo ofrece la imposición de la fuerza, la vuelta atrás hacia una dictadura, que aunque enmascarada en la economía, se ha descubierto claramente fascista, xenófoba y déspota, es lo único que es capaz de ofrecernos el capitalismo: le llaman Trump, pero es un robot de destrucción masiva,que no oye, no escucha, no ve nada y no hará nada mas que provocar muertes y destrucción de gentes, animales, ríos, plantas y flores, de este planeta Tierra en el que habitamos.
Asistimos pasmados, pero más indignados, a un auge de figuras políticas autoritarias, xenófobas y de extrema derecha, desde Marine Le Pen en Francia a Narendra Modi en la India, Rodrigo Duterte en Filipinas, el UKIP (Partido de la Independencia) en Gran Bretaña, Mariano Rajoy (PP Partido
Popular) y Albert Rivera (Ciudadanos) en España, Macri en Argentina, Michel Temer en Brasil, después de un golpe de estado contra Dilma Rousseff, los “Leopoldos Torres” de Venezuela, Recep Tayyip Erdoğan en Turquía y tantos de su mismo pelaje (algunos abiertamente neofascistas), y otros enmascarados como Macron en Francia…
embajadores embaucadores que pasean por el mundo vendiendo humo fascista, como Felipe Gonzálezque amenazan a las gentes con plagas virtuales que les arrebatarán “todo lo que no tienen”, como Democracia. Todo persiguiendo imponer un pensamiento único para hacerse con todo el poder a lo largo y ancho del mundo...y en esto llegó Trump, al que nombraron el gran capitán, al que lanzan como un contragolpe salvaje a la fuerza creciente de un conjunto de movimientos sociales y políticos indignados que exigen un mundo más justo y más seguro y habitable.

¿Hacia dónde va el capitalismo del siglo XXI?

GONZALO FERNÁNDEZ (OBSERVATORIO DE MULTINACIONALES EN AMÉRICA LATINA (OMAL) - PAZ CON DIGNIDAD) en un artículo reciente en ElSaltodiario lo define así:

En este siglo, el capitalismo se redefine bajo nuevos parámetros políticos, económicos y culturales. Mismas esencias, menos límites a su actuación, un relato más bronco y violento”.
El capitalismo atraviesa en la actualidad una fase de mutación. Se estaría así preparando en este siglo una nueva forma de organización social a nivel planetario, como respuesta a la crisis civilizatoria en ciernes.

Un capitalismo herido que se dispone, en una huida hacia adelante, a desmantelar parcialmente el modelo de organización global edificado en torno a sí mismo en la segunda mitad del siglo XX porque ya no le es funcional”.

La estructura y el modelo económico del Estado español, en su diversidad, se muestra especialmente vulnerable ante esta ofensiva; con una escasa capacidad no solo para posicionar sendas alternativas de vida, sino incluso para responder a las urgencias básicas de las mayorías sociales”.
Se lanza así una ofensiva contra todo aquello que aún no está bajo el control del poder corporativo para trascender toda frontera sectorial, geográfica, política y cultural que ponga en cuestión el flujo capitalista”.

En el ámbito político, se apuesta por una gobernanza corporativa global; esto es, un gobierno de facto de las grandes empresas que sin eliminar a las instituciones, ampute sus capacidades en favor de las corporaciones.
Se abandona progresivamente la deslegitimada agenda de colores en favor de una dinámica de fascismo social, más adecuada a una realidad donde se hace patente que no todas las vidas tienen valor, ni siquiera son posibles”.
Este es el momento que está pasando y vuelve Naomi Klein, con un ensayo que habla a los indignados del mundo y nos recuerda, como ya hicieron ViÇent Navarro y Juan Torres, al 15M que, Hay alternativas al fascismo sin discurso”, nos recuerda que Decir no no basta, y nos incita Contra las nuevas políticas del shock por el mundo que queremos
De repente, la razón, la idea de que podíamos ayudar a prender la mecha de un «Dar el Salto» adelante, integral en la lucha contra el cambio climático, por la justicia racial, por unos trabajos dignos, etc”.
Si damos por buena la premisa de que de ahora en adelante todas las batallas
se librarán a la defensiva, con el único fin de no perder pie ante embates retrógrados del estilo de Trump, estaremos abocados a acabar en una situación muy, pero que muy peligrosa. Porque el terreno que pisábamos antes de que Trump saliera elegido es el mismo terreno que dio como fruto a Trump. Un
terreno que muchos de nosotros ya considerábamos constitutivo de una emergencia social y ecológica, incluso sin contar con esta última ristra de reveses”
De modo que tenemos que apañárnoslas para simultanear la defensa y el ataque: resistir la ofensiva del presente y, además, encontrar un espacio para construir el futuro que precisamos. Decir que no y que sí al mismo tiempo.
Vaya esta advertencia por delante: la perspectiva es para echarse a temblar. Pero no podemos permitir que nos desanime. Cartografiar este territorio es duro, pero es la única forma de evitar repetir pasados errores y alcanzar soluciones duraderas.
LEER PRIMER CAPÍTULO de Decir no no basta escrito por Naomi Klein

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Todo atado y bien atado", con Felipe

El silencio sobre la verdad” Un Estado totalitario realmente eficaz sería aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coerción alguna por cuanto amarían su servidumbre. Inducirles a amarla es la tarea asignada en los actuales Estados Totalitarios a los Medios de Comunicación, los directores de los periódicos y Television y los enseñantes de escuela. Los mayores triunfos de la propaganda se han logrado, no haciendo algo, sino impidiendo que ese algo se haga. Grande es la verdad, pero más grande todavía, desde un punto de vista práctico, es el silencio sobre la verdad. El amor a la servidumbre sólo puede lograrse como resultado de una revolución profunda, personal, en las mentes y los cuerpos humanos. Para llevar a cabo esta revolución se necesita, entre otras cosas, un sustitutivo para el alcohol y los demás narcóticos, algo que sea al mismo tiempo menos dañino …

“Un Estado y Medio”, el Desastre Permanente en Palestina

"Un Estado y Medio” el Acuerdo del Siglo que ofrece Trump 
El plan de paz de Trump para israelíes y palestinos que llama“Acuerdo del Siglo” es "desequilibrado". Trump ofrece “UN ESTADO Y MEDIO” (sin agua, sin luz, sin territorio, sin soberanía, sin libertad de movimiento y sin capacidad para quejarse ante foros judiciales internacionales contra Israel o los Estados Unidos”. “SIN NADA”, pero mucha muerte, de niños y…ruinas)
31 Enero 2020 Derechos humanos
El relator especial de la ONU encargado de los derechos humanos en territorio palestino indica que el llamado “Acuerdo del Siglo” por el presidente estadounidense “no es equilibrado”. Michael Lynk insta a la comunidad internacional a condenar abiertamente la aprobación del plan que permitiría que #Israel se anexionara parte del territorio palestino.(aquí) La farsa del 'plan Trump' en Palestina Puede suponer un peligroso precedente internacional, al validar la anexión de facto de un territorio conquistado por la fuerz…

15m 6º Aniversario



#24N Lo primero y más 

importante: 

LA EDUCACIÓN

La calidad de la educación dada a la clase baja debe ser de la peor clase, de modo que el foso de la ignorancia que aísla a la 


Cíclopes de un solo ojo que incumplen el deber sagrado de Hospitalidad.