Ir al contenido principal

DOS AÑOS DE EL 15M, "UNA HISTORIA POR ESCRIBIR"

La Solfónica, presentó como parte de los actos conmemorativos del 2º aniversario del 15M, la Ópera bufa, "El Crepúsculo del Ladrillo" en la Tabacalera cosechando un enorme éxito ( ya ha sido requerida para presentarla en Barcelona y Liboa). En la foto actuando en Sol el 15 de mayo 2013 después de su participación en San Isidro Indignado. 
Dos años de el 15M, 
“Una Historia por Escribir”

Por JUAN SANTISO
el Domingo, 18 de septiembre de 2011, 20:50 se publicó el primer post, en el que mas tarde seria  EL BLOG DE JUAN,éste blog. El primer artículo fue una nota que encontré en facebook publicada por Horacio Eichelbaum y que prácticamente la reproduje tal como fue publicada, con los nombres de las personas a las que le habia gustado, los que la compartieron y el único comentario escrito por mi, y muy curioso, sin ninguna foto. El tíltulo de la nota era “Una historia sin escribir” (aquí teneis el enlace que recomiendo leer: http://juansantiso.blogspot.com/2011/09/una-historia-sin-escribir-de-juan.html )
y el tema, como no, era un análisis sobre el 15M o “indignados”
Cuando se iban a cumplir los dos años del 15M, por casualidad, me encontré releyendo esta nota e inmediatamente decidí que Horacio debía ser quien escribiera un análisis de este tiempo. Nuestros caminos no habían vuelto a coincidir, no lo conozco personalmente, pero ni siquiera en FB nos cruzamos, no había vuelto a saber absolutamente nada de él ni leer nada suyo, y mi curiosidad iba en aumento, ¿cómo habria vivido él estos dos años de lucha intensa llevados a cabo por las gentes del 15M?, seguiría en el 15M, y, mas inquietante cómo vivió estos tiempos en los que el movimiento sufrió tantas descalificaciones, tantas trampas, tantos partidos creados por gentes que se dicen del 15M?. 
Seguiría afirmando La pregunta que rodea a este asunto de los Grupos de Convergencia es su razón de existir: ¿qué tipo de ‘convergencia’ nos anuncian, cuando el 15M es, en sí mismo, un gran movimiento social de convergencia?” como escribió entonces?. También por aquel entonces eran muchos los ataques que sufría el movimiento de los indignados y así lo escribía : Agradezco a todos los compañeros su interés y sus aportaciones. Creo, como Juan Santiso Iglesias que el movimiento está soportando un fuego graneado desde muy distintas direcciones y que tiene también conflictos internos (las 'convergencias' crean 'divergencias'), pero el 15M tiene mucha vitalidad y si no nos dejamos arrebatar nuestra independencia todavía tenemos mucho que decir...y hacer". 
Asi que me puse en contacto con él y generosamente accedió a escribir el artículo de mas abajo, Particularmente me reafirma en que la horizontalidad y las asambleas son los pilares básicos del 15M, sobre todo en estos tiempos cuando éstas están pasando por momentos difíciles por el tremendo desgaste que han padecido sus gentes en una lucha continua, sin resultados visibles y bajas muy sensibles en la participación, es en estos momentos cuando más y mejor veo que es desde las asambleas abiertas y horizontales, de donde salen las mejores formas e ideas de cómo debe convivir un pais habitado por ciudadanos.
Os dejo con Horacio Eichelbaum
El 15M cumplió 2 años

EL SISTEMA NO TIENE ENMIENDA
Por Horacio Eichelbaum
En otras palabras: el 15M ha ido creciendo en todas direcciones; ha ido ocupando los espacios que el Sistema, con sus partidos políticos y sindicatos subvencionados, había dejado abandonados. Y ha ido creando nuevos espacios sociales donde solo había un páramo.
Asamblea de la APM  (Asambleas Populares de Madrid) el 25 de mayo en Sol. Foto: Carlos (APM)
Hace dos años nuestro movimiento nació con ímpetu y con un gran eslogan: “no somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. Traía bajo el brazo dos grandes objetivos: uno, encolumnar una gran protesta social; otro, dejar de lado a los partidos políticos y las grandes centrales sindicales, que habían sido cómplices del Sistema, pretendiendo ‘restaurar’ la democracia.
Pero en el curso de estos dos años la realidad se fue modificando y esto naturalmente fue cambiando también al 15M. Efectivamente, la protesta social se concentró en nuestro movimiento y lo convirtió en eje de todas las reivindicaciones; pero al propio tiempo –por la amplitud de la misión que iba asumiendo— le hizo irse diversificando… se fue convirtiendo en denominador común para una gran variedad de organizaciones y grupos, creados al amparo del 15M pero con importantes márgenes de autonomía. Proliferaron las movilizaciones contra los desahucios y las hipotecas usurarias; contra la privatización de la Sanidad; contra el sabotaje a nuestras instituciones de enseñanza; contra la precarización del trabajo y el hundimiento del nivel de vida del pueblo; contra las injusticias cometidas precisamente por los encargados de administrar justicia…
Al mismo tiempo, las organizaciones de base, inquietas y combativas, se fueron ramificando hasta lograr que casi cada pueblo de España y cada barrio de cada gran ciudad española tenga su propio grupo popular de control y presión…
Y mucho más que eso: en las redes sociales abundan ahora grupos de estudio, de investigación, de denuncia, de difusión de información… confirmando, desmintiendo o corrigiendo la que nos suministran los medios masivos de comunicación.
Y más todavía: en los barrios y en los pueblos han surgido iniciativas para crear huertos ecológicos o para defendernos de quienes nos están robando a la vista de todos (bancos, cajas de ahorro, compañías eléctricas o telefónicas, etc.); o para reciclar y reutilizar herramientas y objetos …
En la CSO la Dragona, un edificio que estaba en la mas completa ruina en Madrid, en la terraza cultivan lechugas, cebolletas, yerbas aromáticas, acelgas....en la segunda planta han construido una fantástica biblioteca con mas de 1.000 libros, tienen cocina, telleres de informática, estudio de música, taller de bicicletas, hacen trueque de ropa y mucho mas. Fotos: JUAN SANTISO
En otras palabras: el 15M ha ido creciendo en todas direcciones; ha ido ocupando los espacios que el Sistema, con sus partidos políticos y sindicatos subvencionados, había dejado abandonados. Y ha ido creando nuevos espacios sociales donde solo había un páramo.
Este crecimiento exponencial de las formas de militancia (no de la militancia, que ha tendido a estabilizarse o incluso a disminuir) tiene  consecuencias que están en pleno desarrollo…
Una de esas consecuencias agrava, justamente, el problema creado antes con el desaforado crecimiento del activismo. La intensidad de las movilizaciones masivas había provocado cansancio  –a veces, verdadero agotamiento--  en una parte de la militancia. La enorme diversificación de las reivindicaciones dio por tierra con cualquier intención ralentizadora.
Ahí queda marcada una de las primeras consecuencias del crecimiento y la diversificación del 15M: una nueva aceleración del activismo en medio del agotamiento de parte de la militancia, con frecuente secuela de desencanto.
Pero el desencanto no es, obviamente, un mero producto de la intensidad de la acción. Es sobre todo el resultado de que esa intensidad en las reivindicaciones no se tradujo en grandes avances. O, mejor dicho, no desembocó en una ‘sociedad nueva’, en la materialización de alguna de las soñadas utopías. Se va viendo ahora qué daño hacen las consignas engañosas, como aquella de que ‘lo difícil es para mañana y lo imposible para pasado mañana’. Ese triunfalismo nos lleva a una mala evaluación de los resultados: empezamos a ver resultados, pero la ‘revolución’ no tiene fecha de llegada, ni mañana ni pasado mañana.
Tal vez estemos en un momento clave para ir dibujando el perfil de nuestro movimiento… Porque sí que es cierto que se han logrado avances importantes y que el poder ha tenido que retroceder…dejando a la vista signos de inestabilidad y amagos de retrocesos ante el empuje del movimiento popular. En el Gobierno se vieron marchas y contramarchas con la ley que quiere perseguir criminalmente el aborto. También hubo titubeos en cuanto a la nueva ley de educación. Los ‘barones’ del Partido Popular en distintas autonomías han comenzado a marcar distancias con Rajoy, para no resultar tan contaminados por la previsible debacle electoral de los populares. Entre los jueces y magistrados hubo reacciones de resistencia a continuar con los desahucios, ante la injusticia flagrante que suponen y al amparo de los tribunales europeos, que descalificaron la legislación española en esa materia.
En otras palabras: hay signos de que el poder pierde cohesión. La confusión crece y les invade el temor a una catástrofe electoral. Pero no esperemos siempre milagros a la carta: un par de golpes demagógicos de última hora pueden permitirle al PP una cierta recuperación.
O sea: que el primer trazo del perfil del 15M de hoy es que nuestro movimiento pisa con más firmeza porque se aprecian síntomas de que su fuerza va dejando huella sobre la sociedad.
Un elemento principal de la inquietud que se despertó en el Sistema fue el método de los ‘escraches’. De inmediato se planteó una polémica enfocándolos desde el punto de vista de la legalidad. El parecido con el nacimiento del sindicalismo resultó notable. El sindicalismo fue una respuesta no solo a la miseria creada por los ínfimos salarios y las dramáticas condiciones de vida, sino también –y sobre todo-  a la violencia física de la patronal, cuyos intereses eran protegidos por la policía cuando no por matones contratados … unos y otros apaleaban a los obreros huelguistas que se defendieron creando piquetes. Con los escraches ocurre algo similar: son los que ejercen el poder los que destruyen los derechos populares, provocan miseria y precariedad y reprimen cualquier reacción defensiva; mientras no se condene, legalmente, recibir un mandato electoral y actuar de modo opuesto a lo prometido, tampoco se podrá condenar los escraches.
El siguiente trazo del perfil del 15M, que ya le confiere personalidad muy definida, es que ha logrado mantener su carácter apartidista y su distancia con respecto a los sindicatos subvencionados. A la par que ha conservado su carácter de horizontalidad y la toma de decisiones basada en asambleas. Hasta el presente, no se visualiza al 15M como ‘herramienta’ de ningún partido ni de ningún sindicato. A favor de las formas espontáneas de organización, y del refuerzo constante de la línea asamblearia, se ha podido evitar que se lo instrumentalice políticamente.
En estos últimos tiempos ha aflorado, por enésima vez, la propuesta de hacer del 15M un partido político. Periódicamente vuelve esta propuesta de llevar a nuestro gran movimiento social a la vía muerta del mecanismo básico del Sistema: el parlamentarismo, las urnas, la estructura de partidos y de sindicatos.
Ahí se dibuja precisamente el tercer gran trazo que nos ha ido definiendo: estos dos años nos han hecho ver con absoluta claridad que el Sistema no tiene enmienda. Las propuestas democratizadoras del 15M fueron totalmente ignoradas y las iniciativas para reformar la ley electoral terminaron en vía muerta. Insistir en ellas (¡con tanta tarea por hacer y con la casi imposibilidad de abarcarla!) es como querer tapar las goteras de un edificio cuyo techado se cae en pedazos. La rehabilitación de la democracia pasa por reconstruirla desde los cimientos y no por querer retocar su ya derruida estructura. Esto ha quedado tan en evidencia como el poder de los banqueros.
También se hace un trabajo sistemático para canalizar a nuestra militancia hacia el voto a Izquierda Unida o hacia el partido ecologista Equo…incluso hacia la UPyD de  Rosa Díez. En las redes sociales aparecen casi diariamente mensajes de propaganda de distintos grupos, particularmente de IU, por cuenta de compañeros del 15M o de dirigentes y parlamentarios de esa coalición, procurando dejar la sensación de que ese partido político asume todas nuestras posiciones. Y esto puede ser cierto. Pero no es menos cierto que el Sistema se siente reforzado si las disidencias y las protestas se concentran, como gustan decir ellos, ‘en Sede Parlamentaria’.
Las todavía débiles señales que muestran cómo al Sistema le cuesta conservar su hasta ahora monolítica unidad dejan ver claramente que esas fragilidades son resultado de las movilizaciones populares, de las manifestaciones, de la resistencia, de los escraches, de las oleadas de protesta de distintos gremios profesionales, del creciente descontento del estamento judicial… No son precisamente las proclamas de los parlamentarios las que hacen titubear al poder.
El 15M se ha consolidado y ha superado en estos dos años algunas aviesas zancadillas y muchas pequeñas triquiñuelas. Si hay algo que lo fortalece y lo mantiene unido es, por encima de todo, su capacidad para diversificarse y mantenerse como eje de todas las reivindicaciones populares. Y también, sin duda alguna, su capacidad para evitar los constantes intentos de teñirlo con una determinada ideología. Un movimiento que aspira a representar al 99% de la sociedad  (y al que reconoce abiertamente como positivo, según encuestas recientes, más del 78% de la sociedad española) puede hacer ya, como producto del esfuerzo de apenas dos años, un balance envidiable: ha creado sus propias señas de identidad y ha sorteado toda clase obstáculos y trampas. No sabemos todavía cuál será nuestro futuro pero sabemos que en gran parte el futuro depende de nosotros, porque aquí estaremos, al pie del cañón. No porque nadie nos haya asegurado ningún porvenir milagroso ni nos haya regalado ninguna ideología salvadora. 
Desde su nacimiento, hace ahora dos años, ninguna de las 447 personas del 15M detenidas en Madrid por presuntos delitos penales ha sido condenada, según afirman los abogados de Legal Sol, el colectivo que atiende a este movimiento.
El 15M ha sido ha criminalizado con la “voluntad de deslegitimar la movilización social al tacharla de violenta”, 
Los procedimientos abiertos llegan a los tribunales, los indicios violentos quedan en papel mojado e incluso se da la razón a los manifestantes.

“La Justicia está reconociendo que la mayoría de esas detenciones son arbitrarias e injustificadas”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Todo atado y bien atado", con Felipe

El silencio sobre la verdad” Un Estado totalitario realmente eficaz sería aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coerción alguna por cuanto amarían su servidumbre. Inducirles a amarla es la tarea asignada en los actuales Estados Totalitarios a los Medios de Comunicación, los directores de los periódicos y Television y los enseñantes de escuela. Los mayores triunfos de la propaganda se han logrado, no haciendo algo, sino impidiendo que ese algo se haga. Grande es la verdad, pero más grande todavía, desde un punto de vista práctico, es el silencio sobre la verdad. El amor a la servidumbre sólo puede lograrse como resultado de una revolución profunda, personal, en las mentes y los cuerpos humanos. Para llevar a cabo esta revolución se necesita, entre otras cosas, un sustitutivo para el alcohol y los demás narcóticos, algo que sea al mismo tiempo menos dañino …

“Un Estado y Medio”, el Desastre Permanente en Palestina

"Un Estado y Medio” el Acuerdo del Siglo que ofrece Trump 
El plan de paz de Trump para israelíes y palestinos que llama“Acuerdo del Siglo” es "desequilibrado". Trump ofrece “UN ESTADO Y MEDIO” (sin agua, sin luz, sin territorio, sin soberanía, sin libertad de movimiento y sin capacidad para quejarse ante foros judiciales internacionales contra Israel o los Estados Unidos”. “SIN NADA”, pero mucha muerte, de niños y…ruinas)
31 Enero 2020 Derechos humanos
El relator especial de la ONU encargado de los derechos humanos en territorio palestino indica que el llamado “Acuerdo del Siglo” por el presidente estadounidense “no es equilibrado”. Michael Lynk insta a la comunidad internacional a condenar abiertamente la aprobación del plan que permitiría que #Israel se anexionara parte del territorio palestino.(aquí) La farsa del 'plan Trump' en Palestina Puede suponer un peligroso precedente internacional, al validar la anexión de facto de un territorio conquistado por la fuerz…

15m 6º Aniversario



#24N Lo primero y más 

importante: 

LA EDUCACIÓN

La calidad de la educación dada a la clase baja debe ser de la peor clase, de modo que el foso de la ignorancia que aísla a la 


Cíclopes de un solo ojo que incumplen el deber sagrado de Hospitalidad.