Ir al contenido principal

1º MAYO. "LA MUERTE DE UN CUENTO DE HADAS"

1º Mayo, Madrid. Autoretrato de Juan Santiso en la mampara del metro de SOL

Los manifestantes avisan de que saldrán a la calle “hasta que esto cambie”
Una reforma que "lleva a las condiciones laborales de China".

1º Mayo, Sevilla
Miles de valencianos, sevillanos, gallegos, vascos, catalanes y de 60 ciudades de toda España claman contra “los recortes y las privatizaciones”

1º Mayo, Vigo. Foto: Salvador Sas /EFE
Acusan al Gobierno de “criminalizar” a los Funcionarios

"Quieren imponer el mandato de Thatcher y demoler servicios públicos"
Cerca de 80 manifestaciones han recorrido a partir de las once de la mañana las calles de unas 60  ciudades. En Madrid, donde se ha blindado la puerta del Sol por temor a una posible acampada del Movimiento 15-M, los manifestantes han desfilado entre la plaza Cánovas del Castillo, el paseo del Prado, la plaza de Cibeles, la calle de Alcalá y Sol.
Des Lavapies a Atocha y en Cuatro Caminos.
1º Mayo, Pamplona. Un manifestante disfrazado de Rajoy. Foto: Alvaro Barrientos /AP

La muerte de un

cuento de hadas

Paul Krugman
Mientras que los maníacos de la austeridad parecen haber renunciado a la esperanza, no han superado el miedo.
Y es tarea de cada uno adivinar cuándo va a terminar este reino del error.
1º Mayo. Foto: Juan Francisco Moreno /EFE
Este fue el mes en que el hada de la confianza se murió.Durante los últimos dos años, la mayoría de los responsables políticos de Europa y muchos políticos y expertos en Estados Unidos han sido esclavos de una doctrina económica destructiva. De acuerdo con esta teoría, los Gobiernos deben responder a una economía muy deprimida no de la forma en que los libros de texto dicen (gastando más para compensar la caída de la demanda privada), sino con la austeridad presupuestaria, recortando el gasto en un esfuerzo por equilibrar sus presupuestos.
Los críticos advirtieron desde el principio de que la austeridad en plena depresión solo lograría que la depresión empeorara. Sin embargo, losausteriacos insistieron en que iba a suceder lo contrario. ¿Por qué? ¡Confianza! "Políticas inspiradoras de confianza política fomentarán y no obstaculizarán la recuperación económica", declaró Jean-Claude Trichet, el expresidente del Banco Central Europeo. De esta llamada se hicieron eco los republicanos en el Congreso de EE UU. O, como señalé entonces, la idea era que el hada de la confianza vendría y premiaría a los responsables políticos por su virtud presupuestaria.
1º Mayo, Barcelona. Foto: Andreu Dalmau
Los críticos advirtieron desde el principio de que la austeridad en plena depresión solo lograría que la depresión empeorara
La buena noticia es que finalmente muchas personas influyentes están admitiendo que el hada de la confianza era un mito. La mala es que a pesar de este reconocimiento parece haber pocas perspectivas de un cambio de rumbo a corto plazo, ya sea en Europa o en Estados Unidos, donde nunca hemos abrazado plenamente la doctrina, pero donde, sin embargo, teníamos austeridad de facto en la forma de unos enormes recortes de gastos y empleo en el ámbito estatal y local.
1º Mayo, Valencia. Foto: Jordi Vicent
Por tanto, acerca de esa doctrina: un llamamiento a las maravillas de la confianza es algo que [el presidente de EE UU durante la Gran Depresión de 1929] Herbert Hoover habría encontrado totalmente familiar. Y la fe en el hada de la confianza ha funcionado tan bien para la Europa moderna, como lo hizo para los EE UU de Hoover. Por toda la periferia de Europa, de España a Letonia, las políticas de austeridad han producido derrumbes y desempleo a nivel de depresión, y no se ve al hada de la confianza por ningún lado, ni siquiera en Reino Unido, donde el giro a la austeridad de hace dos años fue recibido con grandes alabanzas por las élites políticas de ambos lados del Atlántico.
1º Mayo, calle Alcala, Madrid. Foto: Cristobal Manuel
Nada de esto debería ser una novedad, ya que el fracaso de las políticas de austeridad para cumplir sus promesas ha sido evidente. Sin embargo, los líderes europeos han perdido años en la negación, insistiendo en que sus políticas comenzarían a funcionar en cualquier momento y celebrando supuestos triunfos con la más débil de las pruebas. Cabe destacar que el largo sufrimiento (literalmente) de Irlanda ha sido aclamado como una historia de éxito no una sino dos veces, a principios de 2010 y de nuevo en el otoño de 2011. Cada vez, el supuesto éxito resultó ser un espejismo: tras tres años con su programa de austeridad, Irlanda aún no ha mostrado ninguna señal de recuperación real de una recesión que ha llevado la tasa de desempleo a casi el 15%.
1º Mayo, Sevilla. Foto: Julian Rojas
Al hundir la economía y dañar los ingresos a largo plazo, la austeridad probablemente hace que la perspectiva de la deuda empeore en vez de mejorar
Sin embargo, algo ha cambiado en las últimas semanas. Varios acontecimientos (la caída del Gobierno holandés por las medidas de austeridad propuestas, la fortaleza del vagamente antiausteridad Hollande en la primera ronda de las elecciones presidenciales de Francia y un informe económico que demuestra que Reino Unido evoluciona peor ahora que en la década de 1930) parece que por fin han roto el muro de la negación. De repente, todo el mundo está admitiendo que la austeridad no está funcionando.
1º Mayo, Atocha, Plaza Bustillo, la CGT. Foto: Juan Santiso
La pregunta ahora es qué van a hacer al respecto. Y la respuesta, me temo, es: no mucho.
Por una cosa: mientras que los maníacos de la austeridad parecen haber renunciado a la esperanza, no han superado el miedo. Miedo a dejar de decir que si no recortamos el gasto, incluso en una economía deprimida, nos vamos a convertir en Grecia, con los costes de financiación por las nubes.
1º Mayo, Madrid, Sol. Foto: Juan Santiso
Ahora, la teoría de que solo la austeridad puede tranquilizar a los mercados de deuda pública ha demostrado ser casi tan mala como las reclamaciones de que el hada de la confianza traerá prosperidad. Han pasado casi tres años desde que The Wall Street Journal advirtió sin aliento que el ataque de los vigilantes de los bonos de deuda de Estados Unidos había comenzado, y no solo los intereses siguen siendo bajos, sino que en realidad han disminuido a la mitad. Japón se ha enfrentado a advertencias sobre su deuda durante más de una década y esta misma semana podía pedir prestado a largo plazo a una tasa de interés inferior al 1%.
1º Mayo, Madrid, Sol. Foto Juan Santiso
Y los analistas serios sostienen ahora que la austeridad presupuestaria en una economía deprimida, probablemente, se derrota a sí misma: al hundir la economía y dañar los ingresos a largo plazo, la austeridad probablemente hace que la perspectiva de la deuda empeore en vez de mejorar.
1º Mayo, Valencia. Foto: Jordi Vicent
Pero mientras que el hada de la confianza parece estar enterrada y bien enterrada, los cuentos de miedo sobre el déficit siguen siendo populares. De hecho, los defensores de las políticas británicas rechazan cualquier petición de un replanteamiento de estas políticas, a pesar de su evidente fracaso para dar resultados, sobre la base de que cualquier relajación de la austeridad podría provocar que los costes de endeudamiento se disparasen.
Así que ahora estamos viviendo en un mundo de políticas económicas zombis, políticas que deberían haber sido eliminadas ante la evidencia de que la totalidad de sus premisas son erróneas, pero que aun así se mantienen arrastrando los pies. Y es tarea de cada uno adivinar cuándo va a terminar este reino del error.
Paul Krugman es profesor de Economía en Princeton y premio Nobel 2008.
© 2012 New York Times Service
1º Mayo, Foto: Juan Santiso
 Estos son los k keman los contenedores y…video.
Un encaputxat dels Mossos d'Esquadra expulsat de la manifestació anticapitalista del #1demaig
http://youtu.be/d8W7wWDDCys


CARTELES 1º MAYO

HISTORIA
Los Mártires de Chicago
(De izquierda a derecha) George Engel, Samuel Fielden, Adolph Fischer, Louis Lingg, Michael Schwab, Albert Parsons, Oscar Neebey August Spies.


Ricardo Gomez
Hace años se consumaba un crimen judicial se condenaba a la horca a varios dirigentes anarquistas por sus ideas políticas

El fraudulento proceso judicial llevado a cabo en Chicago tendía a escarmentar al movimiento obrero norteamericano y desalentar el creciente movimiento de masas que pugnaba por la reivindicación de la jornada de ocho horas de trabajo.

Aquellos trágicos hechos ocurridos en Chicago en 1886 -la huelga del 1º de Mayo, la protesta sindicalista y el proceso judicial a los dirigentes y militantes anarquistas- serían tenidos muy en cuenta, años después, por el movimiento obrero internacional que, justamente, adoptó como el Día de los Trabajadores, el 1º de Mayo.

Pero el escarmiento no sólo abarcaba al sindicalismo. Debe tenerse en cuenta que de los ocho dirigentes anarquistas, sólo dos eran norteamericanos y el resto se trataba de inmigrantes extranjeros.

Sus nombres fueron: Michael Schwab, Louis Lingg, Adolph Fischer, Samuel Fielden, Albert R. Parsons, Hessois Auguste Spies, Oscar Neebe y George Engel.

En Boston y en algunas otras ciudades norteamericanas de la época había una fuerte corriente contra los trabajadores extranjeros que reclamaban por sus derechos laborales y sociales junto a sus hermanos norteamericanos.

La guerra de Secesión había interrumpido el crecimiento de las organizaciones sindicales, cuyo punto de partida data de 1829, con un movimiento que solicitó la implantación de la jornada de ocho horas de trabajo, en el estado de Nueva York.

Pero a partir de los años ochenta, se fue acrecentando la actividad gremial en la cual socialistas, anarquistas y sindicalistas, cumplieron un rol destacado en cuanto a su labor propagandística y política.

Mauricio Dommanget en su ‘Historia del Primero de Mayo’, al referirse a los trabajadores de Chicago, afirma: ‘Muchos trabajaban aún catorce o diez y seis horas diarias, partían al trabajo a las 4 de la mañana y regresaba a las 7 u 8 de la noche, o incluso más tarde, de manera que jamás veían a sus mujeres y sus hijos a la luz del día. Unos se acostaban en corredores y desvanes, otros en chozas donde se hacinaban tres y cuatro familias. Muchos no tenían alojamiento, se les veía juntar restos de legumbres en los recipientes de desperdicios, o comprar al carnicero algunos céntimos de recortes’.

La central obrera norteamericana de entonces, la Federación de Gremios y Uniones Organizados de Estados Unidos y Canadá, años después transformada en la Federación Norteamericana del Trabajo (AFL), había proclamado en su cuarto congreso de 1884, que la duración legal de la jornada de trabajo, a partir del 1º de Mayo de 1886, sería de ocho horas de duración. Ese 1º de Mayo se había constituido en una fecha clave tanto para los trabajadores como para los capitanes de la industria.


La huelga del 1º de mayo de 1886

La prensa norteamericana, principalmente el ‘Chicago Mail’, el ‘New York Times’, el ‘Philadelphia Telegram’ y el ‘Indianapolis Journal’ habían advertido por esos días el ‘peligro’ de la implantación de la jornada de 8 horas ‘sugerida -decía el ‘Chicago Mail’- por los más locos socialistas o anarquistas’.

La huelga del 1º de Mayo de 1886 fue masiva en todos los Estados Unidos. Algunos sectores industriales admitieron la jornada de ocho horas, pero la mayoría fue intransigente a aceptar ese reclamo. En Milwaukee la represión policial produjo nueve muertos obreros y hubo enfrentamientos violentos en Filadelfia, Louisville, St. Louis, Baltimore y principalmente en Chicago.

En esta última ciudad actuaban, además de las fuerzas policiales y antimotines, una suerte de policía privada al servicio de los industriales y empresarios: la compañía Pinkerton.

En tanto el 1º de mayo había transcurrido sin ninguna violencia, fue dos días después, cuando los sindicatos de la madera convocaron a una reunión, que los ‘rompehuelgas’ de la Pinkerton atacaron a los trabajadores. Intervino la policía y el fuego de las armas produjo seis muertos y medio centenar de heridos, todos entre los trabajadores.

Así fue que los anarquistas llamaron, para el 4 de mayo, a una concentración en el Haymarket Square, acto público que contaba con autorización de las autoridades. Al finalizar la reunión y cuando se desconcentraban los trabajadores, el capitán Ward avanzó sobre los grupos obreros en actitud amenazante.

Alguien lanzó entonces una bomba contra efectivos policiales y abatió a uno de los policías, hiriendo a otros varios. Entonces, las fuerzas policiales abrieron nutrido fuego contra los trabajadores matando a varios y causando 200 heridos.

Ese hecho de violencia permitió a las autoridades judiciales, instigadas por varios políticos y diarios -principalmente el ‘Chicago Herald’ -a detener y procesar a la plana mayor del movimiento sindical anarquista.

Así fueron arrestados el inglés Fielden, los alemanes Spies, Schwab, Engel, Fischer y Lingg y los norteamericanos Neebe y Parsons.

Comenzaba el Proceso de Chicago, una burla a la justicia y un verdadero fraude procesal como demostró pocos años después el gobernador del estado de Illinois, John Peter Atlgeld.

‘Razón de Estado’

Es evidente que el Proceso de Chicago contra los ocho sindicalistas anarquistas produjo una sentencia dónde primó el principio de la ‘razón de Estado’ y que no se buscaron pruebas legales ni se tuvo en cuenta la normativa jurídica de la época. Se quiso juzgar a las ideas anarquistas en la cabeza de sus dirigentes, y en ellos escarmentar al movimiento sindical norteamericano en su conjunto.

Para ello fueron amañados testigos, se dejaron de lado las normas procesales, y los miembros del jurado -como se demostró pocos años después- fueron seleccionados fraudulentamente. Entre otras anomalías procesales, la primera fue que se los juzgó colectivamente, y no en forma individual, como disponía la legislación penal. Se trataba de un juicio político, y la causa no era la violencia desatada el 4 de mayo de 1886, sino las ideas anarquistas, por un lado, y la necesidad de impedir el avance de la organización gremial que había paralizado a los Estados Unidos el 1º de mayo del mismo año, por el reclamo de la jornada laboral de ocho horas.

El gobernador Altgeld, años después, explicaría al pueblo norteamericano que el juez interviniente en el Proceso de Chicago actuó ‘con maligna ferocidad y forzó a los ocho hombres a aceptar un proceso en común; cada vez que iban a ser sometidos a un interrogatorio los testigos suministrados por el Estado, el juez Gary obligó a la defensa a limitarse a los puntos específicamente mencionados por la fiscalía pública’ en tanto que ‘en el interrogatorio de los testigos de los acusados, permitió que el fiscal se perdiera en toda clase de vericuetos políticos y leguleyerías extrañas al asunto motivo del proceso’.

‘Ahorcadles y salvareis a nuestra sociedad’

El fiscal Grinnel, en su alegato, proclamó: ‘Señores del jurado: ¿declarad culpables a estos hombres, haced escarmiento con ellos, ahorcadles y salvaréis a nuestras instituciones, a nuestra sociedad!’.

El 28 de agosto de 1886 el jurado, especialmente elegido para aniquilar a los acusados, dictó su veredicto especificando que siete de los imputados -Parsons, Spies, Fielden, Schwab, Fischer, Lingg y Engel- debían ser ahorcados, y el octavo, Neebe, condenado a 15 años de prisión.

Antes que el crimen judicial se consumara, se cometió otro previo, el misterioso suicidio de uno de los condenados: Louis Lingg, quien con la colilla de un cigarrillo habría prendido la mecha de un cartucho de dinamita. En realidad, como afirman los historiadores actuales, se trató de representar ante el gran público otra demostración de que los anarquistas morían en su propia ley, las ‘bombas’. Hoy se coincide en que Lingg fue asesinado.

Spies, Fischer, Engel y Parsons subieron al patíbulo el 11 de noviembre, y fueron ahorcados ante el periodismo, las autoridades judiciales, la policía y el público allí reunido.

El escándalo fue tan grande que a Fielden y Schwab se les conmutó la pena de muerte por la de prisión perpetua. La movilización de las fuerzas sindicalistas y la actuación de políticos como John Peter Atlgeld, hizo que el 26 de julio de 1893 se les otorgar el ‘perdón absoluto’ a Samuel Fielden, Oscar Neebe y Michael Schwab.

De todas maneras, estos tres anarquistas tuvieron mucha más suerte que otros dos ajusticiados cuarenta años después: Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, en otro proceso igualmente fraudulento. Pero la reivindicación de los mártires de Chicago fue realizada pocos años después de la muerte de cuatro de ellos y de la liberación de los tres restantes
1º Mayo 1982, Puerta de Alcala,Madrid. Foto: Juan Santiso
(ver tambien) http://juansantiso.blogspot.com/2013/04/1-mayo-reds.html
15m  http://madrid.tomalaplaza.net/



Comentarios

Entradas populares de este blog

"Todo atado y bien atado", con Felipe

El silencio sobre la verdad” Un Estado totalitario realmente eficaz sería aquel en el cual los jefes políticos todopoderosos y su ejército de colaboradores pudieran gobernar una población de esclavos sobre los cuales no fuese necesario ejercer coerción alguna por cuanto amarían su servidumbre. Inducirles a amarla es la tarea asignada en los actuales Estados Totalitarios a los Medios de Comunicación, los directores de los periódicos y Television y los enseñantes de escuela. Los mayores triunfos de la propaganda se han logrado, no haciendo algo, sino impidiendo que ese algo se haga. Grande es la verdad, pero más grande todavía, desde un punto de vista práctico, es el silencio sobre la verdad. El amor a la servidumbre sólo puede lograrse como resultado de una revolución profunda, personal, en las mentes y los cuerpos humanos. Para llevar a cabo esta revolución se necesita, entre otras cosas, un sustitutivo para el alcohol y los demás narcóticos, algo que sea al mismo tiempo menos dañino …

“Un Estado y Medio”, el Desastre Permanente en Palestina

"Un Estado y Medio” el Acuerdo del Siglo que ofrece Trump 
El plan de paz de Trump para israelíes y palestinos que llama“Acuerdo del Siglo” es "desequilibrado". Trump ofrece “UN ESTADO Y MEDIO” (sin agua, sin luz, sin territorio, sin soberanía, sin libertad de movimiento y sin capacidad para quejarse ante foros judiciales internacionales contra Israel o los Estados Unidos”. “SIN NADA”, pero mucha muerte, de niños y…ruinas)
31 Enero 2020 Derechos humanos
El relator especial de la ONU encargado de los derechos humanos en territorio palestino indica que el llamado “Acuerdo del Siglo” por el presidente estadounidense “no es equilibrado”. Michael Lynk insta a la comunidad internacional a condenar abiertamente la aprobación del plan que permitiría que #Israel se anexionara parte del territorio palestino.(aquí) La farsa del 'plan Trump' en Palestina Puede suponer un peligroso precedente internacional, al validar la anexión de facto de un territorio conquistado por la fuerz…

15m 6º Aniversario



#24N Lo primero y más 

importante: 

LA EDUCACIÓN

La calidad de la educación dada a la clase baja debe ser de la peor clase, de modo que el foso de la ignorancia que aísla a la 


Cíclopes de un solo ojo que incumplen el deber sagrado de Hospitalidad.